miguel ángel rebollo

director artístico / production designer

Antidisturbios
Dir. Rodrigo Sorogoyen
Serie tv |  2020 Caps. 1-6 | Movistar+ / Lab Films / Caballo Films.

Estreno en el 68º Festival de Cine de San Sebastián (septiembre 2020)

Mi segunda serie para la televisión y mi tercer trabajo con Rodrigo Sorogoyen. Ruy quería la atmósfera decadente y el look que dimos a Que dios nos perdone y trabajar con el planteamiento de cámara de El reino repitiendo las ópticas angulares y una cámara muy próxima a los actores. Nuestro gran reto era conjugar todo esto a lo largo de seis capítulos con más de cien localizaciones en Madrid, Valencia, A Coruña y Barcelona en las que trabajaríamos entre otros: cuatro comisarías de policía –con la comisaría de los antidisturbios como nuestro decorado estrella a la cabeza (formado por seis localizaciones distintas); una corrala –en su desalojo y derribo posterior–; todas las casas de los protagonistas; un piso franco –en el que Laia la protagonista de Asuntos Internos (Vicky Luengo) seguirá el caso a escondidas del resto del cuerpo–; bares y restaurantes; juzgados y una playa para la llegada de la patera del personaje con el que arranca la trama de la serie.

A Sorogoyen le gusta imprimir un ritmo trepidante con la estructura de guion, la cámara y la puesta en escena y es común que trabajemos un gran número de localizaciones que respondan a esa velocidad. Exceptuando las cinco principales –en las que podíamos rodar alrededor de una semana– para el resto apenas salía una jornada de rodaje lo que resultaba complejo para el trabajo de nuestro departamento pues teníamos que responder a las necesidades de decoración de cerca de 200 sets.

Los grandes angulares y las posiciones de cámara que le gustan a Sorogoyen nos obligan a cuidar al extremo cada detalle de la ambientación de los decorados, no podemos descuidar ningún rincón ya que en su cine no hay contracampo que deje ángulos muertos. Su manera de contar y contemplar la realidad es un lujo para el trabajo de decoración porque contrariamente a como suele pasar en nuestro trabajo buena parte del mismo queda en pantalla. Al final creo que logramos un nivel de realismo muy fiel y la atmósfera de un Madrid decadente y en extinción.